Marco Confortola regala el primer ochomil a Karpos
y consigue 11 ochomiles. Mira la pelicula:



Hace poco más de dos años que Marco entró a formar parte de la familia Karpos y, desde el principio, la relación entre Marco y la empresa ha sido muy estrecha. Muchas cosas en común: la energía, la búsqueda de uno mismo y de los propios límites, el deseo de crecer. Elementos que han unido los destinos de ambos y así, poco después de un año, concretamente el año pasado, Marco Confortola ha regalado el primer ochomil a Karpos en su joven historia. Y Karpos está intentando contribuir para regalar a Marco su sueño, el de conseguir los catorce ochomiles. Un bonito reto para ambos.

 

Descubrimos esta historia de dedicación, sueños y satisfacciones.

"Poco después de haber alcanzado el campo base y haber organizado todas las cosas, empieza esa fase que no gusta a ningún alpinista, ¡la aclimatación!
Subes y bajas. Subes y te paras a gran altitud, y vuelves a bajar. Y luego, vuelves a subir otra vez.
Más sufres, más resistes y más preparado estás para ascender hasta allá arriba, donde el aire es menos denso. Noches enteras luchando contra el frío, contra el hambre y contra una parte de tu "YO" que quiere bajar al campo base, donde el porcentaje de oxígeno es mayor y todo parece más fácil, y, es verdad, respirar en el campo base es claramente más fácil"

 

 

"¡Viva! ¡Volvemos abajo donde nos espera un plato caliente! Donde están los amigos y donde está la tienda, pequeña de dimensiones y grande de afectos. La tienda en el campo base es una pequeña tienda donde una simple imagen de tus amores o un pequeño oso de peluche de tu hijo te llevan lejos en el tiempo y en el espacio. Y donde vuelves a soñar con el mundo confortable que has dejado para estar aquí otra vez, debajo de una gran montaña para intentar ascenderla."

 

 

"El frío es cortante, pero la lucha contra la montaña continua. Paso tras paso, hora tras hora, día tras día. Por fin, llega el momento en el que, después de tanto sufrimiento a gran altitud para aclimatarse, estás preparado para conquistar la cumbre."

 

"Escalamos, escalamos con determinación, no cedemos porque, fundamentalmente, estamos hechos para luchar. NO PAIN NO GAIN ¡un lema que se convierte en un mantra! ¡Vamos, vamos!"

 

Vision Es
Mission Es

 

"¡Hemos llegado! Lo hemos conseguido... 8 030 m sin oxígeno en la cima de mi undécimo ochomil, encantado y feliz de ser el primer alpinista en conseguir un ochomil para una empresa que me ha acogido en su familia... ¡Gracias, KARPOS!"