UNA GRAN FAMILIA



 

Tener la oportunidad de hacer de una pasión una profesión es una gran suerte y es una de las claves para conseguir el éxito. Debemos a nuestro padre esta pasión por lo que hoy llamamos “”outdoor”” y que a los inicios para él era el esquí nórdico y el ciclismo. Gracias a nuestro padre, mis hermanos y yo, conocemos el placer que da y el compromiso que requiere el practicar las actividades y los deportes que vestimos y esto nos hace ser conscientes frente a los nuevos desafíos y entusiastas de los nuevos proyectos que perseguimos. Karpos nació hace diez años de este espíritu de investigación, de la voluntad de ir más allá, del deseo de hacer nuestra experiencia outdoor más completa, de querer alcanzar la cumbre de las montañas para disfrutar de una vista a 360°. Hemos tenido la suerte de haber conocido, buscado y encontrado a personas que comparten nuestra misma pasión con nuestra misma profesionalidad. Un equipo unido, comprometido y entusiasta que, como nosotros, cada día dan forma tangible, a través del trabajo, a su amor por las montañas.

Gioia Cremonese