Angelika Rainer





KARPOS Y ANGELIKA RAINER

 

Una cosa que seguramente tenemos en común con esta mujer es el deseo de conocer, de descubrir nuevos lugares, de descubrir nuevos retos que nos permitan conocer mejor el mundo que nos rodea y conocernos a nosotros mismos.

Angelika es una mujer tranquila, pero, a la vez, fuertemente determinada que transmite aquella serenidad típica de quien es consciente de sus propios medios. ¡Es alentadora! Tiene siempre la sonrisa en la cara y los ojos llenos de curiosidad por lo que pasará mañana... ¡como nosotros en Karpos! ¡Descubramos juntos nuestro futuro!



BIOGRAFÍA

 

Nací el 18 de octubre del 1986 en Merano, Alto Adige. Desde la infancia, siempre he estado en contacto con la montaña y he vivido en plena naturaleza a donde, los fines de semana, mi madre me llevaba a pasear y a hacer excursiones; es así como nació mi amor por el mundo de las cumbres.

La escalada es una cosa natural para mí, desde pequeña me subía a los árboles de mi jardín, me sentaba en la copa y disfrutaba de la vista, y también a cada piedra o muro que encontraba a los lados de los senderos.

La apertura del centro de escalada outdoor de Merano en el 1998, me ofreció, a la edad de 12 años, la posibilidad de practicar un deporte que siempre había deseado y soñado y que, como suponía, me fascinaba y motivaba. Desde el principio, me dediqué también a la parte agonística de la escalada deportiva, empecé con competiciones a nivel regional, luego pasé a nivel nacional, hasta llegar a las de nivel internacional. 

Mis mayores éxitos han sido los tres títulos de campeona del mundo de escalada en hielo y las dos victorias de la Copa del Mundo. Aparte de las competiciones oficiales, he conseguido subir en el escalón más alto del podio en Elite mixed climbing competition en Ouray, Colorado, y Red Bull White cliffs event en la isla de Wight. Conseguir destacar en todas estas competiciones muy diferentes entre ellas, me llena de satisfacción porque creo que es fruto de mi versatilidad.

 

 

Tras mis inicios en el centro outdoor,  mi segundo paso fue la escalada deportiva en roca. Pero no quise pararme aquí. En el 2008, fui la primera mujer en escalar la legendaria vía “Italia 61” en Piz Ciavazes, en Los Dolomitas, con una dificultad de grado 8a, entrando así a formar parte del mundo del alpinismo. En invierno, además de participar en las competiciones de escalada en hielo, buscaba siempre otros proyectos al aire libre. 

En el 2014 fui la primera y, hasta ahora, la única mujer en escalar una vía de hielo en las espectaculares Helmcken Falls de Canadá. En diciembre del 2017 celebré lo que considero, hasta ahora, mi mayor éxito,  la ascensión a la vía “A Line Above The Sky” con la que me convertí en la primera mujer en escalar una vía en drytooling de grado D15, grado conseguido solamente por pocos hombres en el mundo. Seis meses después, conseguí chapar la cadena de mi primer 8c en pared vertical.

En la escalada, es importante para mí la continua búsqueda de mis propios límites. Me gusta dedicarme a las diferentes disciplinas de escalada, aunque sea a coste de empezar desde cero.  Practicar la escalada en roca en verano y la escalada en hielo, con sus diferentes disciplinas, hielo, mixto, drytooling y competiciones, significa tener proyectos en todas las estaciones del año, cosa que me motiva mucho.

En la vida privada también he querido estar en contacto con la naturaleza. Me licencié en Ciencias Agrarias en la Universidad de Bolzano en el otoño del 2008  y colaboré durante 5 años con un centro de investigaciones agrarias, combinando trabajo y deporte. Desde hace algunos años soy una atleta profesional y, por lo tanto, ahora solo puedo dedicarme a la escalada. 

Karpos nació, como yo, en la cara sur de los Alpes, ambos absorbemos la energía de nuestras raíces plantadas en el terreno montañoso y tenemos la mirada orientada hacia las cumbres que nos rodean y, por este motivo, ¡soy feliz de formar parte de esta gran familia con la que compartir cada momento deportivo de mis días!